Con 3 extensiones para masticar, cada “brazo” presenta una textura diferente: una lisa, una nervada y otra con suaves protuberancias para una experiencia sensorial variable.
Use el Y-Chew como un bocadillo oral para los buscadores de sentidos que anhelan masticar, o para cualquier persona que necesite masticar por alguna razón (como una alternativa segura a morderse las uñas o rechinar los dientes, etc).
Úselo para practicar las habilidades de morder / masticar sin el riesgo de asfixia, o para trabajar en la fuerza y estabilidad de la mandíbula, o para ayudar a disminuir las sensibilidades o aversiones alimentarias.
Disponible en 3 niveles de dureza codificados por colores:
1- CELESTE: Estándar, SUAVE
2- TURQUESA: XT, MEDIO
3- AZUL: XXT, FIRME